­

Sobre feclesial

Este autor no presenta ningún detalle.
Hasta ahora feclesial ha creado 589 entradas en el blog.
19 12, 2017

El gran Misterio de la Encarnación

virgen

«La humanidad de Cristo es la esposa del Verbo, la complacencia y recreo de las tres divinas Personas; creación nueva, en la cual y por la cual, el mismo Dios altísimo, haciéndose Hombre y perdonando la culpa que el hombre había cometido contra la Infinita Santidad, puede manifestarnos los misterios recónditos de su adorable ser, en canción de amor».

5 12, 2017

Adviento de María

virgen

«¡Adviento de María...! La Señora siente estremecerse en sus entrañas al Hijo de su virginal maternidad. Es el mismo Verbo de la Vida a quien Ella le está dando su carne y sangre, mediante las cuales se está formando ese cuerpo perfectísimo del Unigénito del Padre, Encarnado».

22 11, 2017

El misterio de la Fe

virgen

«La vida de fe no es una cosa fría, ni de estudio científico; es toda la riqueza pletórica del Infinito, dicha a nosotros en un romance de amor. Todo lo que la Iglesia nos dice y nos manifiesta, continuando la canción del Verbo, es el tesoro de nuestra vida de fe. La fe es la que nos pone en contacto con Dios, porque es la que nos deletrea los misterios riquísimos de nuestro cristianismo».

24 10, 2017

Dios es amor

virgen

«Dios es infinito... ¡Se es el Infinito! Se es el Amor..., se es el Bueno... ¡El Buen Amor Bueno...! Y cuando se da, se da como Dios y como Amor Bueno».

12 09, 2017

Alas de águila

virgen

«Dos «para siempre» distintos, a los cuales nos conduce un mismo camino: el camino de la Eternidad. Porque, cuando Dios nos creó para Él y nos puso en el destierro, nos hizo caminar a todos en una misma peregrinación por el sendero que nos conduce a su posesión. Pero el pecado hizo una zanja y abrió un Abismo entre la criatura y el Creador, entre el Cielo y la tierra, entre Dios y los hombres; un Abismo de maldad, que sólo con alas de águila y ojos candentes de ardorosa sabiduría puede cruzarse...».

21 08, 2017

¡Que infinito es Dios dándose!

virgen

«¡Qué grande es Dios, que cuando se da, se da infinitamente, eternamente, incondicionalmente...! ¡Y siempre es recibido tan pobre, tan ruin y tan mezquinamente...! El gran misterio del cristianismo es la infinita donación de Dios y nuestra terrible cerrazón; Dios, que se me da de infinitud de maneras, y yo que no le recibo y que pierdo para mí y para los demás esas gracias».

20 06, 2017

Encájate en la creación de tu alma

virgen

«Al crearte a ti, cualquiera que seas, las tres divinas Personas, de conjunto, se derramaron, complaciéndose en una mirada de creación, para crearte a su imagen y semejanza. Por eso cada alma tiene su fisonomía especial, su belleza particular y su nombre único que le puso Dios el día que la creó, según correspondía a su fisonomía en la creación. Cada una tiene su nombre propio, y no habrá en el cielo ningún ser creado que se llame como ella, porque llevará aquel nombre que Dios, en su infinita sabiduría amorosa, ha plasmado sólo en ella al crearla; nombre que es todo su ser como expresión del Creador, y que reflejará aquel matiz o fisonomía que la Divina Sabiduría quiso poner en ella para llamarla eternamente».

22 05, 2017

El Espíritu Santo vendrá sobre Ti…

virgen

«La Virgen, además de ser Madre del mismo Dios en derecho de propiedad, en la extensión de esta misma maternidad, es Madre de todos y cada uno de los hombres, los cuales, en conjunto e individualmente, son, en la hondura de su espíritu, fruto del beso infinitamente amoroso del Espíritu Santo en el mismo momento de la Encarnación.

Y María es la Madre del Cristo Total –Cabeza y miembros– por obra del Espíritu Santo, que, en la unión de su caridad, en la fuerza de su omnipotencia, hizo que el Hijo del Padre fuera el Hijo de María, y que, en el Hijo de María, todos y cada uno de nosotros pasáramos a ser hijos de Dios e hijos de la Virgen-Madre».

4 04, 2017

Resucitemos con Cristo a una vida nueva

portada_charla_205_SP_completa

«¡Alégrate, hija de Jerusalén, y ponte de fiesta, porque, «verdaderamente», tu Esposo «ha resucitado»! La resurrección de Cristo, hija, es la postura última sacerdotal. La primera es recibir esa donación; la segunda es responder y glorificar al Padre; la tercera es comunicar la vida a las almas; y la cuarta es recogernos a todos y llevarnos donde siempre «mora, en el Seno del Padre». Cristo resucitó, y, con su muerte y resurrección, nos hizo morir a nosotros al pecado. Como dice: En la crucifixión «lo levantó todo a sí», ¡lo abrazó, lo purificó!, con su muerte enterró el pecado, y nos hizo surgir «a una vida nueva».

27 03, 2017

Jesús

DSC_0081_aclarado_IRS

«En el momento de la Encarnación, Cristo, cargando con todos los pecados de todos los hombres, se vuelve al Padre y se ofrece en victimación de respuesta amorosa por todos nosotros. Quedando en postura sacerdotal y en función del ejercicio de su Sacerdocio, que le hace ser el que recibe la vida divina; el que responde al Amor Infinito; el que, en la llenura de su plenitud, se vuelve para saturarnos a todos de Divinidad; y el que, al no ser recibido, se retorna al Padre, en respuesta de retornación y sacrificio, para expiar en sí, y así purificar al hombre del «no» escalofriante que nuevamente ha repetido a la santidad infinita de Dios».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies