­
«Es necesario que se ponga la teología al alcance de todos los hijos de Dios dándosela caldeada en el amor para que vivan en intimidad con la Familia Divina»

Publicaciones periódicas

305, 2021

MARÍA ES UN PORTENTO DE LA GRACIA

virgen

«Y así como el Espíritu Santo, al besarla en el arrullo de su amor, en la caricia de su brisa, en el abrazo de su poder y en la fecundidad de su beso, la hizo amor de su infinito amor, en participación de su caridad en donación de Esposo, así el Verbo, al llamarla: ¡Madre!, la hizo tan Palabra, ¡tanto!, que la Virgen, como expresión de la realidad que era y que vivía por el poder de la gracia que sobre Ella se había derramado, pudo llamar a Dios: ¡Hijo mío! Dándosele el Padre Eterno en tal plenitud de sabiduría y con tal vivencia de los misterios divinos, que, ahondada en lo profundo de Dios, intuía desbordantemente en lo que el Ser se es en sí.»

2104, 2021

EL CRISTO DE TODOS LOS TIEMPOS

virgen

«Jesús es la Gloria infinita del Padre, por su Persona divina, y es el Adorador perfecto de esa misma Gloria, en su naturaleza humana; por lo que Él encierra en su realidad el Cielo y la tierra, la criatura y el Creador, el hombre y Dios, la Eternidad y el tiempo. Y, al ser Él, en su naturaleza humana, la imagen o la expresión más perfecta de Dios en todos sus atributos y perfecciones, fue capaz de vivir en su espíritu, a un mismo tiempo y de un modo perfectísimo, la gloria de la Eternidad y la abarcación de su misma vida y la de todos los hombres.»

304, 2021

¡BIENVENIDO SEA EL HOMBRE AL SENO DEL PADRE!

virgen

«¡Qué sábado de triunfo tan glorioso!, en el cual el alma del Unigénito de Dios, que al mismo tiempo es el Hijo del Hombre, abre por el fruto de su Redención los Portones suntuosos de la Eternidad, cerrados desde el Paraíso terrenal por el pecado en rebelión de nuestros Primeros Padres; y se alzan las antiguas compuertas ante el paso impetuoso de irresistible poderío del alma del Unigénito de Dios inmolado, en triunfo de gloria.»

103, 2021

TODA LA VIDA DE CRISTO ES UN MISTERIO DE DESCONSUELO

virgen

«El alma incomprendida no puede ser consolada. Tu alma, oh Cristo mío, misterio y filigrana del divino Amor, por ser el alma del Verbo, tiene una capacidad incomprensible para nosotros de amor y de dolor, que en la tierra nunca se ha podido ni se podrá abarcar. Y como el alma es consolada en la medida que es comprendida, aquella parte del alma de Cristo que queda sin comprender se queda sin recibir consuelo; y, al exceder su capacidad casi infinitamente a la nuestra, esa parte misteriosa, profunda y trascendente, a la cual nunca podremos llegar, queda sin consolar, y por eso: “Busqué quien me consolara y no lo hallé”.»

802, 2021

PERFIL ESPIRITUAL Y HUMANO DE LA FUNDADORA DE LA OBRA DE LA IGLESIA

virgen

«La Madre Trinidad es como el eco palpitante de aquellas palabras de Jesús: «Gracias te doy, Padre, porque ocultaste estas cosas a los sabios y prudentes y se las revelaste a los pequeños» . Es como si el Señor, a través de ella, quisiera decir hoy al Sacerdote, a las almas Consagradas, al trabajador perdido en el campo, a la mujer de la limpieza, al joven que se empieza a abrir a la vida o al hombre engullido por el tráfago de las grandes ciudades: Mira, todo mi amor infinito es para ti. He muerto en una cruz para hacerte Dios por participación; y, en mi Iglesia, he dejado tesoros insondables para repletarte de la felicidad que buscas sin encontrar. En tus manos pongo la hondura, la anchura y la longitud de todo el misterio de mi vida.»

1001, 2021

HIJO DE DIOS

virgen

«Es la Iglesia la que, mediante el bautismo, llena la capacidad que Dios puso en ti para ser hijo suyo. Es el bautismo la puerta que te introduce en el seno de tu Padre Dios y te hace partícipe de la Familia Divina, mediante la unción de la divinidad, que, al caer sobre ti, te hace tener un sacerdocio místico, recibido del Sumo y Eterno Sacerdote y que, por tu filiación divina, has de vivir en su máxima perfección.»

1612, 2020

EL MISTERIO DE CRISTO

virgen

«El Verbo Encarnado, durante su vida mortal, era el Cristo penante que vivía de Eternidad; y ahora es el Cristo glorioso y eterno que contiene también en su alma la tragedia de todos los tiempos. Y, por eso, en la plenitud de su Sacerdocio, es el Cristo Grande que encierra en sí el Cielo y la tierra, la Eternidad y el tiempo, la Divinidad y la humanidad; siéndose Él en sí mismo el Glorificado y el Glorificador, el Adorado y la Adoración, la Reparación y el Reparado.»

312, 2020

ADVIENTO DE MARÍA

virgen

«¡Adviento de María...! ¡Madre...! Tú tenías al Verbo de la Vida en tu seno para ti, para amarlo Tú y para amarte Él. Tú vivías feliz en aquella intimidad y comunicación con el Verbo infinito en tu entraña. Pero, participando de la voluntad divina, olvidada de ti, ardías en ansias terribles de que ese Verbo, que había “saltado” del seno del Padre a tu seno, “saltara” de tu seno a los hombres para entregárnoslo como Hostia que, ofrecida por ti al Padre, fuera nuestra salvación y santificación.»

3010, 2020

EL AMOR PURO EN EL CIELO

virgen

«Ya comprendo, Amor, por qué en el Cielo todos nos amaremos tanto. Porque yo veré allí que todos tienen su alegría esencial en verte a Ti tan dichoso; y, como todos están en ese grado máximo de amor que consiste en gozarse al verte a Ti tan feliz, mi alma será también una acción de gracias a todas las almas porque te aman así»

2509, 2020

LAS VOCES DEL TRASCENDENTE SILENCIO

virgen

«En el silencio se conoce a Dios, porque allí Él habla al corazón, y el habla de Dios es obrar en el alma. Dios mío, óbrate en mí para que yo sepa de ti»

406, 2020

LAS COLUMNAS DE LA IGLESIA

virgen

« ¡No hay miedo de que la Iglesia se equivoque!; Dios habla por ella...

¡No hay miedo que la Iglesia se hunda!; Dios la sostiene sobre las aguas del diluvio universal...

¡No hay miedo, porque Dios es la fuerza y el baluarte donde se apoya...!»

2005, 2020

EL ROSTRO DE LA IGLESIA

virgen

« ¡Ay, Iglesia mía!, toda hermosa, engalanada con la misma Divinidad que te penetra, te satura, te ennoblece, enalteciéndote con tal fecundidad, que tú, Iglesia mía, eres el mismo Verbo Encarnado que sale del seno del Padre rompiendo en Palabra y abrasándose en el Espíritu Santo. ¡Ésa es tu Real Cabeza, Iglesia mía!

¡Qué hermosa eres con la hermosura del mismo Dios Altísimo y Santísimo! ¡Si se te derrama toda la divinidad de tu Esposo por todos tus miembros vivos...!

Iglesia mía, tú eres Madre con el mismo corazón del Padre. La única Paloma blanca que encierra en su seno a toda la adorable Trinidad. »

1105, 2020

LA VOLUNTAD DE DIOS

NUBES CABECERA

LA VOLUNTAD DE DIOS Dios nos ha creado sólo y exclusivamente para que vivamos de su vida, sólo y exclusivamente para eso. Nuestro fin sólo es Dios. Él es el centro que ha de llenar nuestra eternidad por siempre, o nuestro siempre con su Eternidad.

405, 2020

MARÍA EN LOS PLANES DE DIOS

virgen

MARÍA EN LOS PLANES DE DIOS «La grandeza de María le viene de su Maternidad divina; y, al ser Madre de Cristo, que es la Cabeza del Cuerpo Místico, lo es también de todos y cada uno de sus miembros»

2604, 2020

ALAS DE ÁGUILA

virgen

«¡Alma querida, provéete de alas de águila, ensancha las cavernas de tu corazón, marcha por el camino del amor, de la fe, de la esperanza, abre tus ojos a la verdad, para que seas capaz de extender tus alas e introducirte en la felicidad dichosa del gozo de Dios!»

1904, 2020

ENCÁJATE EN LA CREACIÓN DE TU ALMA

virgen

« Al crearte a ti, cualquiera que seas, las tres divinas Personas, de conjunto, se derramaron, complaciéndose en una mirada de creación, para crearte «a su imagen y semejanza». Por eso cada alma tiene su fisonomía especial, su belleza particular, y su nombre único que le puso Dios el día que la creó, según correspondía a su fisonomía en la creación»

804, 2020

«¡OH JERUSALÉN…!, ¡JERUSALÉN QUERIDA!»

virgen

Jueves Santo... ¡Día de amor y dolor...! ¡Oh alma de Jesús, dolorida en lo más profundo, íntimo y hondo..., allí donde tus hijos están...! Alma de Cristo incomprendida, lacerada por la espada más aguda: ¡la ingratitud...! «¡Oh Jerusalén, Jerusalén...! ¡Cómo quise cobijarte como cobija la gallina a sus polluelos, y no quisiste...!»

2603, 2020

«Jesús en la falda del monte»

virgen

«¡Yo he visto que Dios lloraba…! Y ¡cómo lo vi aquel día! cuando así le contemplaba, sin saber cómo sería aquello que estaba viendo; porque, sin verlo, veía al Cristo del Dios bendito que, en mi modo, me decía el amor del Dios eterno que por los hombres moría».

703, 2020

«LA ORACIÓN ES OMNIPOTENTE»

felicitacion_blog_2016_sp

¡Qué manantial de gracias, de dones, de frutos y de riquezas tiene el Padre contenido en el volcán de su seno, esperando de nuestra oración sencilla, cálida y familiar, para derramarse en frutos de vida eterna...! ¡Qué grande, qué omnipotente, qué poderoso es un hombre orando a los pies del Sagrario...! Tanto que, ante él, el Cielo se abre para volcarse sobre la humanidad.

1804, 2019

Nuevo opúsculo: “¡Oh Jerusalén…!, Jerusalén querida!” y “El Solo”

virgen

Nueva separata, que contiene escritos de la Madre maravillosos para entrar en el sufrimiento de Jesús, con la misma Madre, esta noche y el día de mañana.

2509, 2018

Vivir

NSV_result

«Tú que sientes necesidad de vivir, que vas buscando los placeres, la felicidad que sólo en Dios se encuentra, vive de esperanza en las verdades que la fe te presenta, y verás que se va encendiendo en tu ser un amor que te hará vivir una vida que ni la muerte natural ni el tiempo podrán quitarte»

1208, 2018

Se ha dormido la Señora en Asunción triunfante y gloriosa a la Eternidad

Asuncion-1

«¡Día de la Asunción de Nuestra Señora…! Toda la vida de María, de la Virgen, fue una asunción que, al llegar el instante cumbre, máximo, repleto y total de su transformación en Dios, según su capacidad como criatura única, predestinada y creada para ser Madre del Verbo Infinito Encarnado por la voluntad del Padre, bajo el arrullo infinito y la suavidad sonora del Espíritu Santo, Consorte divino de la Virgen, que la hizo romper en Maternidad divina; se paró ante la posesión cara a cara, en la luz de la Gloria, de la Sabiduría Eterna en su inmutabilidad infinita…»

804, 2018

El Solo

cristo

«El Solo... Soledad que nosotros nunca podremos penetrar en tu capacidad como infinita...

¡Oh, Jesús!, reflejo de esta soledad terrible fueron los momentos sangrantes de tu pasión dolorosa, en los cuales toda tu humanidad manifestaba el desamparo de tu alma, no solamente en tu dolorosa tragedia interna, sino también en tu Viacrucis solitario de desamparo humano».

102, 2018

El que es el descanso eterno se queja: “Busqué quien me consolara y no lo hallé”

virgen

«Cuando buscas a quien consolar, siempre lo hallas. Todas las almas están dispuestas a que las consueles, y entonces todas se entregan, todas se dan, todas se olvidan de sí, todas se enamoran. Pero, cuando Tú clamas buscando consuelo y, dejándolas en abandono para que te consuelen, buscas quien te consuele, no lo hallas».

2612, 2017

Partícipes de la vida divina

virgen

«Todo lo que Dios tiene por naturaleza, tú lo tienes por regalo gratuito que, a través de tu Iglesia, Él te ha dado para que lo vivas en participación plena y felicísima como verdadero hijo».

2211, 2017

El misterio de la Fe

virgen

«La vida de fe no es una cosa fría, ni de estudio científico; es toda la riqueza pletórica del Infinito, dicha a nosotros en un romance de amor. Todo lo que la Iglesia nos dice y nos manifiesta, continuando la canción del Verbo, es el tesoro de nuestra vida de fe. La fe es la que nos pone en contacto con Dios, porque es la que nos deletrea los misterios riquísimos de nuestro cristianismo».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies